Críticas, Uncategorized

WANDAVISION: TEORÍAS

Los dos primeros episodios de la nueva serie del MCU, WandaVision (llamémosla por su título real, por favor, me da vergüencita que en España hayan decidido cambiarle el nombre por si no éramos capaces de entender el juego de palabras) han resultado demoledores y, sobre todo, rarísimos. Esto ha dado pie a numerosas teorías entre los fans sobre lo que está pasando en realidad. A continuación, analizando los elementos que hemos visto y combinándolos con mi preocupante nivel de frikismo de los cómics Marvel, os lanzo mis teorías.

Elementos sutiles que hemos observado:

  • La vecina Agnes.
  • La actitud sospechosa de los vecinos.
  • Los anuncios de TV con palabras relacionadas con los traumas psicológicos de Wanda (Stark, Strücker).
  • El apicultor.
  • Guiños a los 4 Fantásticos y en especial a Franklin Richards en los créditos iniciales del segundo capítulo.
  • El logo de la agencia espacial SWORD (algo así como el SHIELD del espacio) en los escasos planos en los que se ve que alguien está monitorizando a Wanda y Vis desde una pantalla.
  • La voz del superespía Jimmy Woo hablando a Wanda desde una radio (Woo es un héroe clásico de Marvel, aunque en las pelis del MCU es solamente el policía que vigila la libertad condicional de Ant-Man).
  • El embarazo de Wanda
El logo de SWORD en la pantalla.
Jimmy Woo ha pasado a ser el espía más top de Marvel a ser un secundario cómico de Ant-Man, pero le hemos oído diciendo “Wanda, ¿qué te han hecho?”

Si algo tenemos claro todos, creo yo, es que a Wanda Maximoff se le ha ido la cabeza del todo. Supongo que observar al tarado de Thanos asesinando de forma cruel y dolorosa a tu gran amor es algo que te tiene que afectar un poquito, quieras que no. Si la Wanda cinematográfica es ni que sea la mitad de poderosa que la de los cómics, está claro que ella misma todavía no es consciente del alcance de su propio poder para alterar la realidad. De momento, todo apunta a que su cabeza ha hecho un snap (lo que aquí se conoce como un catacrócker) y ha creado un universo-burbuja en el que Visión sigue vivo y los dos son felices, para evadirse de la realidad, sin ser ella misma consciente de ello. Pero entonces, ¿por qué los vecinos actúan de forma sospechosa? (Recordemos lo nerviosa que se pone Kitty Forman de That 70s Show cuando el marido se está ahogando y su insistencia en seguir representando el papel, como si pensara que la van a matar si se sale de lo establecido) ¿Y qué pinta ese apicultor de IMA ahí?

“Esto es incluso peor que estar casada con Red Forman”.

Sagas de cómic a tener en cuenta:

  • Vengadores Desunidos: En esta saga de principios de los 2000, Wanda enloquecía al descubrir que sus hijos no eran reales sino un constructo de su propia esquizofrenia, así que empezaba a asesinar Vengadores a diestro y siniestro, hasta que Extraño y Xavier se unían para frenarla.
  • Dinastía de M: La secuela directa de Desunidos, donde Wanda crea una realidad alternativa en la que los mutantes son la raza dominante del planeta y Magneto su rey, para que todo el mundo sea feliz y no vuelva a haber malos rollos entre superhéroes.
  • Standoff: Aunque esta saga no tenía ninguna relación con Wanda, trataba sobre un idílico pueblo americano anclado en los años 50, que había sido creado por Maria Hill como una prisión secreta de SHIELD, a la que enviaban a supervillanos capturados, con recuerdos falsos implantados para que llevasen allí una vida tranquila sin molestar a nadie. No sería raro que hubieran tomado prestadas algunas ideas para la serie.

Lo que está claro es que ahí pasa algo más, no es solamente ella la que está alterando la realidad, sino que hay más gente metida en el ajo y parecen empeñados en asegurarse de que Wanda sigue ahí sin sospechar nada. Agnes, la vecina que aparece “casualmente” para interrumpirla cada vez que parece olerse que pasa algo raro, tiene un nombre que recuerda a Agatha Harkness, una de las brujas más poderosas de Marvel, que fue mentora de Wanda en los cómics. La sensación general que me da es que, incluso aunque tal vez sea ella la que ha creado esa realidad, hay alguien externo que se esfuerza por mantenerla tranquila dentro de ella, probablemente para mantener sus peligrosos poderes a raya. Probablemente, la agencia SWORD, que en los cómics estaba dedicada a prevenir amenazas del espacio que pusieran en peligro la Tierra, pero en el MCU se dedican más a vigilar a superhumanos demasiado poderosos.

Agatha Harkness.

¿Y si SWORD, con Nick Furia o Maria Hill al mando, está manteniendo a Wanda en un estado catatónico para que esté tranquila y feliz en su burbuja de los años 50 y no ponga vidas en peligro con su magia desatada? Y en tal caso, ¿cómo lo están haciendo? Está claro que no se trata de tecnología, no son los skrulls metamorfoseados en humanos ni proyecciones holográficas, ahí lo que hay es magia. ¿Les está ayudando el Doctor Extraño? ¿O Agatha Harkness? ¿O tal vez Franklin Richards, el hijo de Mr Fantástico, el mutante más poderoso de Marvel, con el poder de crear nuevos universos? Eso explicaría el guiño a su existencia que se hace en el opening del segundo capítulo. Y sería una magnífica forma de incluir por fin a los 4 Fantásticos: Wanda ha abierto puertas a otras dimensiones y por ahí han llegado los 4F, que han decidido aliarse con SWORD y con Agatha Harkness para mantener a la Bruja Escarlata bajo control, en un mundo-burbuja creado por Franklin y mantenido por la magia de Agatha. Tal vez todos los vecinos son agentes de SWORD interpretando un papel. Tal vez Dottie, la jefa suprema del vecindario (por cierto, qué bonito que la interpretase Anya de Buffy Cazavampiros y en ese capítulo saliera también un conejo) sea en realidad Abigail Brand, la directora de SWORD. Su personaje es lo bastante borde para que esta teoría encaje.

Franklin Richards, el único mutante incluso más poderoso que la Bruja Escarlata.

Lo único que no me cuadra en toda esta hipótesis es el apicultor al final del segundo capítulo. Parece un agente del grupo terrorista IMA, así que después de todo, tal vez no sea SWORD la que está detrás de esto, sino el supervillano MODOK. ¿O tal vez Mephisto? Con los rumores de que puede ser el antagonista de la serie de Loki, esta sería una buena forma de conectarlo todo.

“MODOK no me paga suficiente para esto”.

Sea como sea, está claro que esta serie va a ser un eje troncal para la próxima fase del MCU. Y no solo porque ya hayan confirmado que Wanda jugará un importante papel en la segunda entrega de Doctor Extraño (tal vez sea ella la que desata ese “multiverso de la locura” del título), sino que también es posible que esta serie enlace con la llegada de los 4 Fantásticos, de los X-Men, de Galactus (que también podría aparecer en los créditos del segundo capítulo, aunque es difícil saber si se trata de él o del Segador, el hermano psicópata de Wonder Man) y del futuro de la propia Capitana Marvel (si SWORD está por ahí en medio, algo tendrá que ver con Carol).

¿Galactus o el Segador?

Y no olvidemos que al final del segundo capítulo Wanda se queda mágicamente embarazada. ¿Veremos por fin a sus hijos Wiccan y Veloz? ¿Conectará también esto con los Jóvenes Vengadores? ¿Será la excusa para un Vengadores Desunidos en pantalla grande? Solo el tiempo y la magia del caos lo dirán. Si Victor Von Muerte lo permite, claro.

Jöse Sénder, 16-1-2021.

Críticas

Reseña | Mary Poppins Returns: Vuelve la Disney de los 60

12-12-2018

Publicado originalmente en Docpastor.com

La saga de libros de Mary Poppins, de Pamela Lyndon Travers, comprende 8 novelas independientes, publicadas entre 1934 y 1988. En ellas, la misteriosa niñera-bruja que da título a la colección vive distintas aventuras mientras cuida a diferentes niños, a veces relacionados con los anteriores, a veces no. La primera entrega de la saga fue adaptada al cine en la célebre película de 1964, con Julie Andrews y Dick Van Dyke. Pero el personaje de Mary Poppins era tan distinto en la película al de la novela que a Travers no le sentó nada bien y se negó a dar permiso para que se adaptasen al cine el resto de entregas mientras ella viviera. Pamela murió en 1996 y ahora, en 2018, por fin se ha podido adaptar a la gran pantalla la segunda novela de la saga,Mary Poppins Returns (1935), que en este caso sí es una secuela directa de la primera.

La historia en este caso gira en torno a los dos niños de la primera entrega, Jane y Michael Banks, que ya son adultos. Michael es un viudo con tres hijos y cargado de problemas económicos en plena era de la Gran Depresión, cuya familia necesitará una vez más la ayuda de su antigua niñera, que a día de hoy aún no tenemos claro si es una bruja, un hada o un Timelord.

Es una película para niños, al más puro estilo de los clásicos Disney de imagen real de los años 60, como la Mary Poppins original, La Bruja NovataChitty Chitty Bang Bang y demás grandes mitos infantiles de entonces. Recuerda poderosamente a aquella época cinematográfica, tanto en el plano visual como en el tipo de historia contada. Si estáis buscando una obra adulta, profunda y oscura como las de ahora, ya os podéis ir a ver una de Nolan. Mary Poppins Returns es como siempre debieron de ser las películas infantiles: tonta, divertida y alegre.

Sí, también tiene su leve trasfondo de drama social muy suave y sutil, para que los adultos que la vean puedan reflexionar un poco –la historia transcurre en la época de la depresión económica, hay banqueros despiadados y una de las protagonistas es una sindicalista, así que ya os podéis imaginar por dónde van los tiros-, pero esto se muestra a un nivel muy, muy secundario, como en su día se mostraba la lucha feminista de la madre de los Banks o la pobreza de las calles londinenses frente a la opulencia del banco.

La trama no es nada del otro mundo y sus escasos giros de guión son altamente previsibles desde el minuto uno pero, de nuevo, es una película para niños que no pretende trastocar la mente del espectador, sino simplemente hacer pasar un rato entretenido a los más pequeños.

La estética visual y la ambientación de la época –en este caso, el Londres de los años 30-, como suele suceder en las películas de Rob Marshall, está muy lograda y se le nota mucho mimo y atención al detalle, para asegurarse de que nos sumergimos de lleno en la historia por completo. Tanto, que casi estaba esperando ver a David Tennant y Billie Piper saliendo de una cabina azul para echar una mano a esos hambrientos niños londinenses.

En algunos momentos, sin embargo, se emplea una estética más creepy, casi de película de terror, que se sale de tono y, aunque visualmente sea espectacular, puede resultar un cierto problema en una película que se supone que está dirigida a niños. En la escena de la primera aparición de Mary, al principio de la cinta, pensaba que estaba viendo un nuevo remake de It, con ese niño pequeño de mirada siniestra –que encima se llama Georgie– corriendo tras su cometa en medio de un huracán y con una música lúgubre que sólo puede acompañar a la aparición de un payaso asesino, más que a la de una niñera entrañable. Afortunadamente, esos momentos son escasos en la película y no creo que vayan a traumatizar a ningún niño. No mucho, al menos.

Tenemos las inevitables escenas de animación, como sucediera en los clásicos Disney de los 60, que constituyen una grata sorpresa, ya que están realizadas íntegramente en 2D y con un estilo tradicional de las películas de aquella época, con sus animalitos parlantes en la campiña inglesa que parecen sacados tal cual de La Bruja Novata. Estoy seguro de que, si nos fijamos bien, algunos de ellos deben ser claras referencias a aquellas obras.

Del reparto es difícil tener alguna queja, en este caso la directora de casting, Tiffany Little Canfield, se ha lucido. Era difícil encontrar a alguien que diera la talla de Julie Andrews, pero Emily Bluntcumple su papel a la perfección. El personaje de Mary Poppins en sí, no nos engañemos, es bastante repelente e insoportable, la típica institutriz británica estirada y tiquismiquis al estilo Señorita Rottenmeyer de Heidi. Si no tuviera superpoderes de bruja y llevase a los niños a hacer cosas divertidas de vez en cuando, ningún niño del mundo la aguantaría. Pero Blunt ha sabido captar esta personalidad ególatra y repipi del personaje como lo hizo Andrews en la original. Lin-Manuel Miranda, que interpreta al lamparero Jack, tiene un asombroso talento para cantar a velocidades inimaginables que harían retorcerse de envidia a cualquier rapero.

Ben Wishaw –quizás lo recordéis por interpretar a Q en Skyfall- es Michael, el niño orejón de la película original, y su parecido con éste e incluso a ratos con el padre de los Banks es asombroso. En serio, miradle bien los ojos. Emily Mortimer como Jane Banks es uno de los mayores aciertos de la película y es una verdadera pena que no tenga un papel más principal y que casi todo el peso recaiga en su hermano. Es una nueva versión de su madre, la activista sufragista, pero en este caso es una sindicalista convencida que lucha por los derechos de la clase obrera. Meryl Streep como la prima rusa de Mary es divertidísima, mostrando esa vena cómica suya que siempre agradecemos. Losniños lo hacen muy bien, aunque el pequeño Georgie resulta bastante terrorífico –¿por qué habla, mira y se mueve como un adulto enfadado? Da la sensación de ser un hechicero de 200 años encerrado en el cuerpo de un niño, que de un momento a otro va a empezar a girar la cabeza hablando en arameo con voz de Kiefer Sutherland-. Y en cuanto al villano de la película, pues esColin Firth, ¿qué más hace falta saber? Este señor nunca hace nada mal. Mención especial también a la breve aparición de algunos apreciados secundarios de la película de 1964, como el almirante Boom –el vecino loco que disparaba cañones desde la azotea– y su ayudante el Señor Bitácora.

Aparte de los ya sabidos y anunciados cameos, como el de Dick Van Dyke, hay otro totalmente inesperado hacia mitad de la película, con una de las actrices originales –no diré cuál– que ni siquiera aparece en los créditos ni en la ficha de IMDB y que, si no llega a ser porque me dio la sensación de que aquella escena tan gratuita podía ser un cameo y busqué una foto de la actriz en cuestión para ver qué cara tiene hoy en día, no lo habría podido detectar.

En esta entrega de la saga, los deshollinadores son sustituidos por los técnicos de las lámparas de aceite de las calles de Londres, los lampareros, que vienen a jugar el mismo papel. Tienen incluso una coreografía que recuerda poderosamente a la mítica de las chimeneas, aunque la canción que la acompaña diste mucho de ser tan genial como el mítico “Chim Chimney” de entonces. Y es que Rob Marshall –Chicago, Into the Woods– tiene una gran maestría dirigiendo musicales y sus coreografías nunca defraudan.

Y hablando de canciones, aunque no estemos ante un remake sino simplemente una adaptación de otra de las novelas de la saga, es inevitable compararla con su predecesora en ocasiones, sobre todo estando tan llena de pequeño guiños a ésta. Las canciones de esta nueva entrega de la saga no son a priori tan carismáticas e inolvidables como las del capítulo anterior, excepto quizás un par de ellas que son algo más pegadizas. Pero claro, esta apreciación puede ser subjetiva porque, inevitablemente, todos hemos crecido con la Mary Poppins de los años 60. Quién sabe si dentro de 50 años la gente recordará las canciones de Emily Blunt como ahora recordamos las de Julie Andrews. A este respecto cabe recalcar el acierto con que, en ciertos momentos en que algún personaje hace mención a algo que pasó en la entrega anterior –la señora de las palomas, lo desordenados que eran Michael y Jane de pequeños, cosas así-, suena brevemente y de forma muy sutil una versión instrumental de las canciones de la anterior, listo para provocar ese puntito de nostalgia hacia una película que marcó a gran cantidad de generaciones de niños, desde 1964 hasta ahora.

Nos encontramos, pues, ante una película infantil sin pretensiones de profundidad, como las que se hacían antes, con el aire del cine de los 60 y un sello Disney muy fuerte. ¿Pasará a la historia como un clásico instantáneo? Es difícil saberlo: antes se hacían menos películas y era más fácil que una de estas características arrasara, ahora hay una oferta abrumadora de cine infantil y juvenil y es más habitual que una película pase desapercibida. Pero no será por falta de méritos. Mi recomendación es que, si tenéis hijos pequeños, les pongáis en casa la película original del 64 y luego los llevéis a ver esta nueva entrega, para que la disfruten al máximo posible.

Artículo de Jöse Sénder.

Críticas

7 AWESOME THINGS DISNEY COULD DO NOW THEY HAVE FOX SUPERHEROES

30-7-2018

Originalmente publicado en Uncanny Nerd.

So it’s official. Fox belongs to Disney now. And you all know what it means for us nerds: we’ll finally have mutants coexisting in the same universe as the Avengers! Think of the possibilities: Cyclops and Nick Fury sharing their sight conditions; Thor and Storm in a lightning competition; Kitty Pryde dating Star-Lord as they did in the comics. But most of all there’s one reason to be happy about the deal: WELCOME HOME, DR. REED RICHARDS! Welcome to a world of good movies and good casting, welcome to the rebirth of your dignity.

Yeah, there’s an infinity –pun intended– of possibilities, but let’s see just 7 juicy things we could finally get to see.

 

1-A RESTART OF THE X-MEN.

I won’t say that all X-Men movies suck or that Bryan Singer was a bad choice to direct them, but I think we all can agree that the mutant cosmos in Fox has been at the very least irregular. They have some movies that are kinda correct (X-Men 2), some that are real masterpieces (X-Men: First Class, Logan, Deadpool) and some that are so lame it almost physically hurts (X-Men 3, and mostly the first Wolverine movie). The fact is, all these movies don’t seem to belong in the same universe. The lack of logic and continuity from one movie to the next and the extreme difference of quality between them make it look as if those in charge of the Fox universe were merely improvising with no idea what to do next. Disney’s MCU is famous for taking a lot of care in internal coherence and planning everything in advance. That would hugely benefit a saga whose lack of cohesion has been its own worst enemy –besides Bryan Singer. And it’s about time someone does justice to some characters who have been humiliated by Fox and retells them as they should have been from the very start: give us a badass, ruthless Cyclops instead of that Backstreet Boy wannabe; give us a funny, clever and heroic Multiple Man instead of that pathetic joke from X-Men 3; give us a Rogue who is the badassest of the badass, the coolest leader the Avengers have ever followed, instead of that unexplainably lame crybaby.

 

2-MAKE DOCTOR DOOM THE NEW LOKI.

Loki has been the top villain of the MCU for ten years, jumping from a movie to the next and always being one of the fan favourites. Now that –SPOILER ALEEEEEEEERRRRRRRT!!!– they’ve killed him in Infinity War, someone needs to fill the gap. And who’s another charismatic, interesting supervillain the fans would totally love? Doctor Victor Von Motherf***ing Doom, emperor of Latveria and the only man whose ego is bigger than Tony Stark’s winning a Nobel Prize while riding a unicorn. He’s a powerful wizard, a tech genius, he can timetravel (hey, did someone talk about timetravel in Avengers 4? Well well well…) and he’s an all-time fan favourite. He deserves to be the new recurring villain after Loki, hands down.

 

3-MAKE ANNIHILUS THE NEW THANOS.

During these ten years, there’s always been a background story cooking and finally unleashing in Infinity War: the story of Thanos and the Infinity Stones. Now this storyline seems to be reaching its end –probably in Avengers 4. Knowing how the MCU runners love to create a huge story with years of advance planning, looks like they are gonna put a new giant arc after Thanos. So, which other villain is as huge and terrible as the Mad Titan and can threaten the very existence of the universe? Lord Annihilus, ruler of the dimension known as the Negative Zone. With the MCU paying more attention to the cosmic department –Warlock, Captain Marvel, Eternals– it seems very likely. Also, Annihilus started as a Fantastic Four villain, so they could easily introduce him now. And with the Captain Marvel movie next year and the relation between the original Mar-Vell and the Negative Zone… well I’m only guessing, but just in case, please mark my words.

 

4-ROGUE VS CAROL DANVERS.

If Goku and Superman could somehow have a daughter, her name would probably be Anna Raven, A.K.A. Rogue. In the movies they only showed us her absorption powers, but the real Rogue has also super-strength, invulnerability, super-speed, flight and tons of badassery. Rogue started as a villain due to the bad influence of her stepmother Mystique. Was during this time when she confronted Carol Danvers, F.K.A. Miss Marvel. Rogue was trying to absorb her powers following Mystique’s orders, but she went too far and nearly killed her. Carol fell into a coma and her mind was absorbed into Rogue’s brains, who lived with both personalities from then on. Rogue had destroyed Carol’s life and she wanted revenge, so during the following years –when Rogue had already turned into a prominent member of the X-Men– Carol tortured her mind from the inside and constantly tried to take control over her body. They eventually separated from each other, but they’ve been sworn enemies forever. Now that we have Carol in the MCU, it would be extremely epic to see such story in the movies. Imagine Rogue and Captain Marvel being archnemesis and constantly trying to kill each other though they are both superheroes. Just. So. Epic.

 

5-WOLVERINE VS HULK. (Maestro is a VERSION of Hulk.. so pic is still valid)

There are some showdowns we always love to see in a comic: The Thing vs Colossus, Mr Fantastic vs Doc Doom, Mar-Vell vs Thanos, the previously mentioned Rogue vs Miss Marvel… but the classic, the greatest, coolest, will always be Wolverine vs Hulk. Actually, James “Logan” Howlett’s first appearance was as the “bad guy” in issue #180 (or #181 depending who you ask) of The Incredible Hulk and since then they have engaged in combat several times. And all of the times it was surely epic. With both characters’ healing powers, they can just fight forever. And some battles are forever to be remembered, such as the one at the end of the all-time masterpiece Old Man Logan. Now, seeing that in a movie… whoa. Just whoa.

 

6-MAKE GALACTUS GREAT AGAIN.

Let’s be honest, Galactus is one of the coolest, more awesome villains ever written. And let’s be even more honest, the only movie where he kind of “appears” –Fantastic Four 2: Rise of the Silver Surfer– was likethe worst movie ever made besides Wolverine or Dragon Ball Evolution, of course. We didn’t get to see the majestic and terrifying Galactus in all his glory, he was just a lame shadow during five lame seconds of the lamest movie you can possibly imagine. That’s not fair. That’s not fair at all. So Disney, please, as another infamous and creepy supervillain would say: make Galactus great again.

 

7-FOR ONCE, A DECENT FANTASTIC FOUR MOVIE.

The F4 were the beginning of the Marvel Universe, the very center of it all, the most important family in comics history –I mean, even Earth-616 is named after the publishing date of F4 #1, June of 1961But they’ve never had a decent movie. Well, the 2005 movie was kind of funny –mostly thanks to Chris Evans– and it wasn’t a bad superhero movie for the standards of that year, but the final fight was ridiculous and the movie itself cannot be compared to the quality levels the MCU shows in magnificent films such as Winter Soldier, Infinity War or Thor Ragnarok. Now it’s time for Disney to do justice to the greatest superhero family –sorry, Summers– doing an epic, adventurous, unforgettable action movie, one that raises the Fantastic Four to the position they deserve as center of the MCU, same level as the Avengers or the Guardians of the Galaxy.

And as Blondie used to sing, “Dreaming is free”, so here goes what my ideal casting would be:

  • MR FANTASTIC – DAVID TENNANT. I know it’s impossible because he already plays the Purple Man in the MCU, but come on, picture Tennant playing Richards, he’d nail it and you know it. We’ve seen him play The Doctor and they both are basically the same character with different names.
  • INVISIBLE WOMAN – KRISTEN BELL. We’ve seen her being smart and funny in Veronica Mars or The Good Place, we’ve seen her with superpowers in Heroes… I think she’s ready for the MCU.
  • HUMAN TORCH – JENSEN ACKLES. That would be funny because he was one of the actors who almost got to play Captain America, but finally Chris Evans did it, so at least this way he would get to play the part of the other Evans’ superhero.
  • THE THING – DWAYNE JOHNSON. Nah, not really, just wanted to make a pun about the nickname The Rock.
  • DOCTOR DOOM – KIEFER SUTHERLAND. I mean, THAT VOICE! That deep, heavy, dark, powerful voice! It was him or Powers Boothe, but…
  • SHE-HULK – MICHELLE RODRIGUEZ. Well, I said “Dreaming is free”, right?