Críticas

ANÁLISIS DEL FINAL DE LA PRIMERA TEMPORADA DE AGENTES DE S.H.I.E.L.D.

22-5-2014

Publicado originalmente en El Palomitrón.

Logo-Marvel-Agents-of-SHIELD

 

Ayer hablé de una serie DC en el artículo “Análisis del final de la segunda temporada de ARROW”. Y, como soy el único que puede decir del tirón “Strategic Hazard Intervention, Espionage, Logistic and Defense”, hoy me toca hablar de Marvel. Otro gran final de temporada que hemos vivido esta última semana, ha sido el de AGENTES DE S.H.I.E.L.D. Analicémoslo un poco. Pero recordad las palabras de Melissandre en JUEGO DE TRONOS: “La noche es oscura y está llena de spoilers”. Así que, si no lo habéis visto aún, leed esto por vuestra cuenta y riesgo. ¡Avisados quedáis, palabrita de WHEDON!

 

Me voy a una fiesta de disfraces de TRON.
Me voy a una fiesta de disfraces de TRON.

 

Evolución de la temporada

Si habéis seguido la serie desde el comienzo y habéis llegado hasta este capítulo, no hace falta ni deciros que AGENTES DE S.H.I.E.L.D. ha mejorado de forma astronómica desde el inicio de temporada hasta hoy. Creo que todos estamos de acuerdo en que la serie empezó algo floja, pero que, a partir de la mitad de la temporada, despegó por fin, en parte gracias a que supieron aceptar las críticas –por parte de los fans e incluso del propio STAN LEE– y utilizarlas para mejorar, en parte por ser un genuino producto WHEDON. Al principio tenía la típica estructura de serie policial episódica, un caso individual por capítulo –como CSI, CASTLE y tantas otras– sin, aparentemente, una trama horizontal que enganchara. Los que seguimos a WHEDON desde hace casi dos décadas –y somos muchos, os lo aseguro– hemos llegado a comprender que la primera temporada de cada una de sus series suele flojear bastante –a no ser que en esa serie salga NATHAN FILLION haciendo de cowboy del espacio, ejem– y que la usa más para presentar a los personajes y hacer que nos enamoremos de ellos que para contar una gran historia. Así que le damos la oportunidad, esperamos y vemos cómo sus segundas temporadas son siempre un alucine. Pero en una serie que no va dirigida sólo a Whedonitas sino al amplio público, no podemos permitirnos esto, así que hubo que recapacitar y hacer que la historia despegara por todo lo alto a media temporada. Todas las tramas horizontales que se fueron abriendo a lo largo de la temporada -¿Cómo es que Coulson está vivo después de LOS VENGADORES? ¿Cuál es el misterioso origen de Skye? ¿Fitz pensaba declararse a Simmons de una vez? ¿Qué es la Operación Ciempiés? Deathlok, tío, ¿qué haces con tu vida?– confluyen perfectamente en este episodio, que cierra la mayoría de tramas, responde la mayoría de preguntas, pero deja algunas en el tintero para que sigamos enganchados. Y la conexión de tramas entre todos los productos del universo cinemático Marvel –la presente serie, las películas de CAPITÁN AMÉRICA, LOS VENGADORES, THOR y demás– está tratada de forma tan magistral como en los cómics de los que proviene.

 

Skye se cabrea.
Skye se cabrea.

 

El capítulo en sí

Ha sido puro WHEDON. Incluso aunque no lo haya escrito él –bueno, lo ha escrito su hermano Jed, así que técnicamente sí que es WHEDON-. Hay mucha acción, pero no sólo eso. Tenemos, como decía, respuestas a todas las preguntas planteadas a lo largo de la temporada –excepto al origen de Skye, que se queda en el aire para la próxima-. Tiene todo lo que se podía esperar: Melinda May repartiendo guantazos al más puro estilo de SARAH MICHELLE GELLAR o SUMMER GLAU -¿la sumamos ya a la galería de “Chicas Joss”?-; Ward recibiendo la paliza que llevaba varios capítulos pidiendo a gritos; el retorno de Nick Furia; Fitz declarándose a Simmons; Deathlok liberándose de Hydra al fin; Skye, pese a ser probablemente el personaje más anodino y menos interesante de la serie –lo siento, Skye, es duro competir con el gran Coulson-, por fin demuestra lo que vale y se pega una triple fardada: su momento con la bomba, su llamada a Garrett y su rescate de Ace. Por otra parte, supongo que no soy el único Whedonita que tenía miedo de que nos “hicieran un WHEDON” –para no fanáticos: “hacer un WHEDON” consiste en que haya una tensión amorosa que siempre va mal entre dos personajes, que estés toda la serie deseando que acaben juntos y, cuando por fin lo consiguen, uno de los dos muera de forma violenta y dramática– y que se cargaran a Fitz o a Simmons en el mismo momento en que pasara algo entre ellos. Pues no lo han hecho. Ignoro si ha sido porque el capítulo no lo ha escrito Joss en persona, o porque es consciente de que sus fans ya prevén este tipo de treta y ha querido sorprendernos no matando a ninguno de los dos… o quizás se lo reserva para abofetearnos con ellos en la próxima temporada, ¿quién sabe? Por cierto, una de las cosas que más me ha gustado del capítulo ha sido ese duelo de chascarrillos entre Coulson y Furia, a ver quién suelta la frase más chulesca mientras Garrett les amenaza. Parecía que se hubieran unido BRUCE WILLIS y MEL GIBSON en sus respectivas películas de acción de los 80. Ya que estamos con esto, ¿os parece si hablamos de Coulson?

 

Los Faemino y Cansado del universo Marvel.
Los Faemino y Cansado del universo Marvel.

 

Hablemos de Coulson

El personaje del agente Phil Coulson, creado por JOHN FAVREAU para la primera película de IRON MAN como un mero secundario gracioso, ha tenido tanto éxito que ha conseguido no sólo protagonizar su propia serie de acción, sino que encima ha sido trasladado al universo de los cómics Marvel. Que uno de los mayores héroes de acción de la tele actual no sea un guaperas atlético y juvenil sino un señor de mediana edad, bajito, con cara de buenazo, con pintas de cartero de urbanización de montaña y con indicios de calvicie en ciernes, es algo que sólo WHEDON podía hacer. Y lo mejor es que consigue que le admiremos y le veamos como a un héroe duro e implacable, como si fuera John McClane, Neo o Jack Bauer. El agente Coulson es tan bueno y tan simpático que te llega al corazón y le coges cariño, pero en el momento en que alguien se pasa con él, desata el infierno a tiro limpio y no hay nadie que pueda pararle –ni siquiera Loki-. Esas chuladas cuando se enfrenta a un batallón de supersoldados muy por encima de él –“¿Con quién tengo que hablar para conseguir vuestro corte de pelo?”, les suelta, pero eso sí, sin cambiar su risueña expresión de funcionario adorable que da caramelos de café a los niños y acaricia gatitos del vecindario-, esa escena del coche y, sobre todo, la mejor escena del capítulo y quizás de la serie entera: Cuando John Garrett resucita convertido en un terrible ciborg, como un Super-Deathlok imparable, y parece que vaya a establecer la trama de la próxima temporada, sólo para ser aniquilado segundos después por un Coulson que apenas le presta atención. Esa escena es impagable y hace que toda la temporada haya valido la pena. Así como ese discurso que Furia le suelta a Coulson, en el que declara que Coulson es un Vengador por pleno derecho y lo nombra nuevo director de S.H.I.E.L.D. ¿Acaso alguien se lo merecía más?

 

"Say hello to my little friend".
“Say hello to my little friend”.

 

También hay cosas malas…

Dejo ya de elogiar la serie porque, por mucho que haya mejorado y por mucho nivel que haya alcanzado, sigue teniendo algunos fallos a tener en cuenta, que habrá que criticar aunque, por suerte, no estropeen un resultado que por lo demás es excelente. En algunos momentos de este capítulo, los diálogos resultan forzados –por ejemplo, en la ansiada pelea entre May y Ward, si bien resulta épica, las frases supuestamente graciosillas están coladas con calzador y no eran demasiado necesarias-, supongo que es lo malo de que el capítulo no lo haya escrito nuestro JOSS. Aunque se compensa con otros grandes momentos dialécticos, como el de Fitz y Simmons bajo el mar o el discurso final de Furia. Hablando de Furia, ¿era necesario ese plano de su ojo? Ufff. No, gracias. ¿Y qué hay de las poses comiqueras? Sí, es una serie basada en un universo de cómics de superhéroes, pero no olvidemos que es una serie de imagen real y que en la vida real una pose de combate de la Patrulla-X a doble página nos daría más risa que otra cosa. Me refiero principalmente a ese último plano de Coulson flanqueado por sus agentes, con la cabeza inclinada, en una pose estática y desafiante, que parece que estén esperando que les hagan una foto para la portada de una revista de heavy metal. Me ha recordado horrores a aquella nefasta serie de 2001, protagonizada por Fonnegra de Continuum, llamada MUTANT X –que, pese al nombre, no tenía nada que ver con Marvel– cuyo capítulo piloto acababa con un plano de todos los personajes en una pose similar, callados con una música épica de fondo mientras la cámara se alejaba de ellos… durante dos minutos seguidos. Es televisión. La gente tiene mandos a distancia para cambiar de canal. No hagáis eso. Y otra cosa que aún no tengo claro si ha sido un error garrafal o una genialidad, es la aparición del hermano gemelo del agente Koenig. ¿En serio se han cargado a un personaje, luego se han arrepentido y han metido al mismo actor interpretando a su hermano gemelo? –Os recuerdo que esto ya lo hicieron en SMALLVILLE y dio bastante vergüenza ajena– ¿O acaso es un guiño friki a algo que incluso a mí se me ha escapado? ¿No será que nos van a plantar una trama sobre los SDV –Simulacros Dotados de Vida– en S.H.I.E.L.D. y esto ha sido la primera referencia? Sólo el tiempo y Joss lo dirán.

 

Ya hemos vencido a Hydra. Quedémonos así, mirando al horizonte, que aún falta media hora para cenar.
Ya hemos vencido a Hydra. Quedémonos así, mirando al horizonte, que aún falta media hora para cenar.

¿Y ahora, qué?

Los cliffhangers han estado muy bien plantados para que nos interesemos y tengamos ganas de ver la segunda temporada. El supuesto padre de Skye y su horrible aspecto –como sea un gigante de hielo, me da un patatús-, Coulson pintando misteriosas ecuaciones en la pared que tienen toda la pinta de ser un rollo alienígena enlazado con GUARDIANES DE LA GALAXIA… Todo esto apunta a qué va a pasar el año que viene. Pero hay más. Tenemos ya casi seguro el spin-off de Deathlok. Parece que Whedon tiene esa manía de coger a un personaje más bien sosillo, hacer que se aleje misteriosamente en la oscuridad con los faldones de su abrigo negro aleteando al viento y luego darle su propio spin-off en el que nos sorprende a todos convirtiéndose en un personaje mucho más interesante -¿DAVID BOREANAZ? No, no me suena-. Ya veremos qué tal sale la broma. Aunque en vistas de los planes televisivos de la Marvel actual, no parece que estén eligiendo muy bien a los personajes de sus series. ¿Deathlok, la agente Peggy Carter y Daredevil protagonizando sus respectivas series? ¿Dejar a los personajes más carismáticos, como Puño de Hierro o Miss Marvel, para más adelante, en caso de que los más flojos tengan éxito? No me parece una gran estrategia comercial, sobre todo teniendo en cuenta lo fuerte que están pegando las series de DC –ya sabéis cómo va ARROW, y ahora las series FLASH, GOTHAM y CONSTANTINE prometen de verdad-. ¿No sería más sensato poner toda la carne en el asador y lanzar series sobre los grandes personajes que atraen al público, como está haciendo la competencia?

 

Freddy Krueger featuring Cowboys vs Aliens.
Freddy Krueger featuring Cowboys vs Aliens.

 

¿Qué os parece a vosotros? ¿Qué esperáis de la segunda temporada de AGENTES DE S.H.I.E.L.D.? Todo está conectado, fanboys. ‘Nuff said!

Críticas

AGENTES DE SHIELD: LA VERDAD SOBRE SKYE

15-12-2014

Publicado originalmente en El Palomitrón.

Esta semana hemos asistido a un gran momento en AGENTES DE SHIELD. En un magistral giro de lo que se conoce como la “Winter finale” (el último capítulo antes del parón navideño a mediados de una temporada de una serie), dos de sus mayores secretos han sido revelados: la verdadera identidad de Skye y la naturaleza del misterio del obelisco que movía la trama de la temporada. Tanto si sois lectores habituales de cómics MARVEL como si no, el giro de guión seguro que os ha dejado con la boca abierta y deseando que llegue marzo para ver qué pasa ahora (sí, WHEDON se toma unas navidades un poco largas). Pero, para un verdadero Marvel Zombie, las revelaciones han sido mucho más grandes e interesantes. Por eso, tanto si te gusta la serie (emitida en nuestro pais por FOX TV) pero no eres muy fan de los cómics, como si eres un ávido lector que quiere refrescar un poco la memoria, aquí vamos a profundizar un poco en estos aspectos.

 

Skie in the sky with diamonds.
Skye in the sky with diamonds. (Fuente: abc)

 

LOS INHUMANOS

No, no estamos hablando del grupo de pop español de los 80, los de “Me duele la cara de ser tan guapo” (aunque probablemente su nombre sea un homenaje). Los Inhumanos son una raza de seres superpoderososde MARVEL que aparecieron por primera vez en los cómics de LOS CUATRO FANTÁSTICOS y que acabaron teniendo serie propia varias veces. Recientemente, MARVEL ha confirmado el próximo estreno de una película protagonizada por ellos (se rumorea a VIN DIESEL para interpretar al rey de los Inhumanos, Rayo Negro), así que era de esperar que en AGENTES DE SHIELD, la serie que se ha convertido en el centro neurálgico de todo lo que pasa en el cosmos de ficción cinematográfico de la compañía, se fueran cociendo las bases del futuro filme. Muchos sospechábamos que la trama de la temporada tenía algo que ver con estos superhéroes, pero fue un brillante giro descubrir que los extraños símbolos que dibujaba Coulson sin parar no eran letras de un alfabeto alienígena, sino un mapa de la ciudad capital del imperio Inhumano, Attilan.

En la continuidad de los cómics, en la edad de piedra, la especie alienígena Kree (los habéis visto en GUARDIANES DE LA GALAXIA, son esos tipos azules a cuyo planeta pertenecía el malo de la peli, Ronan, y seguramente volverán a aparecer en la peli de la CAPITANA MARVEL) vino a la tierra y experimentó con unos cuantos neandertales, sometiéndoles a una sustancia de su planeta conocida como las Nieblas Terrígenas que les confería aspectos extraños y poderes increíbles. Los que sobrevivieron se establecieron en una ciudad oculta, Attilan, bajo el reinado de Rayo Negro y Medusa, cambiando a veces de ubicación la ciudad, desde la cara oculta de la Luna hasta la provincia de Hunan en China. Algunos descendientes de estos neandertales están hoy en día diluidos entre los humanos, sin ellos saberlo, con su ADN Inhumano latente, listo para eclosionar si se les somete a las Nieblas. Cuando en la serie se comentó que Skye fue encontrada en Hunan siendo un bebé, los lectores empezamos a sospechar que la historia tenía algo que ver con esta raza. Cuando empezaron a hablar de una ciudad alienígena, la mayoría pensamos en Attilan. Y, cuando en el episodio de esta última semana, el misterioso obelisco se transformó en un Cristal Terrígenoexactamente idéntico a los de los cómics y empezó a liberar un humo peculiar, dijimos “oh, sí”.

 

Los Inhumanos. Les duele la cara de ser tan guapos.
Los Inhumanos. Les duele la cara de ser tan guapos.

 

EL DOCTOR ZABO Y MISTER HYDE

Aunque es emocionante ver cómo WHEDON va tejiendo desde abajo la historia de los Inhumanos, sí que hay que admitir que unos cambios drásticos en la adaptación nos han conseguido despistar. Y el secreto de este engaño reside en la identidad del padre de Skye. Desde un principio, el psicópata interpretado brillantemente por KYLE MACLACHLAN (el agente Cooper de TWIN PEAKS) presentaba enormes similitudes con un villano de segunda de los cómics de THOR: Mister Hyde, el médico enloquecido que inventó una fórmula que le daba superfuerza y la utilizó para hacer el mal. Pero, al ir la serie tan encaminada hacia el mundo de los Inhumanos y dar la sensación de que su hija Skye iba a ser una de ellos, no tenía ningún sentido meter a Hyde en la ecuación, ya que no estaba relacionado de ninguna forma con esta especie: era simplemente un humano con poderes de su propia invención. Así que pronto se empezó a elucubrar en los foros de internet con la posibilidad de que el personaje no fuera otro que Maximus el Loco, el hermano demente del rey Rayo Negro. La posibilidad fue aceptada y muchos dejamos de lado la teoría de Mister Hyde. Craso error. En el momento en que se presenta ante su hija como Cal y la llama a ella Daisy, el fandom al completo gritó al unísono “¡Mister Hyde!”, pues el nombre real del villano de los cómics es Calvin Zabo y el de su hija, Daisy Johnson.

 

El agente Cooper y mister Hyde.
El agente Cooper y mister Hyde.

 

PERO, ¿QUIÉN DEMONIOS ES DAISY JOHNSON?

Daisy es en los cómics la hija ilegítima de Mister Hyde y una prostituta. La niña nació con poderes, derivados de la fórmula de su malvado padre, que le permiten generar terremotos con sus manos. Responde al nombre de guerra Temblor (Quake en el original) y es la persona de mayor confianza para el legendario Nick Furia. Con sólo 16 años, se convirtió en directora de SHIELD, una de las mejores que ha tenido la agencia. Los mandatos de los últimos años en la agencia de espionaje internacional han sido, en este orden, Nick Furia – Maria Hill – Iron Man – Maria Hill – El Duende Verde – El Capitán América – Maria Hill – Daisy Johnson – Maria Hill (parece que hay alguien que ha repetido cargo más que nadie… a ver cuándo vemos a COBIE SMULDERS metida en el papel). En la serie, nos despistaron cambiando la identidad de Daisy por la de una Inhumana, lo que explicaría la procedencia de sus poderes de una forma algo más verosímil que una simple herencia genética de una improbable fórmula química.

 

16 años... sí, en cada pata
16 años… sí, en cada pata

 

Ahora que ya sabemos que Skye es en realidad la adorable pero peligrosa Daisy Johnson, pero en una versión Inhumana, es de suponer que la serie se va a encaminar hacia el mundo de esta especie semi-alienígena, enlazando con su próxima película, así como con los argumentos de las películas de CAPITANA MARVEL y GUARDIANES DE LA GALAXIA 2. Pero también hay que recalcar que hasta ahora teníamos una serie protagonizada por hombres y mujeres corrientes inmersos en un mundo de superhéroes poderosos que les superan con creces, hecho que va a cambiar drásticamente ahora que Skye ha revelado su verdadera naturaleza superheroica.

¿Tenéis ganas de que llegue marzo para ver cómo sigue la cosa? ¡Vengadores, reuníos!

Críticas

FROM ZERO TO HERO: UN VISTAZO A LA ENORME MEJORA DE CALIDAD EN AGENTES DE SHIELD

28-10-2014

Publicado originalmente en El Palomitrón.

Si una cosa hemos aprendido los fans de JOSS WHEDON es que tenemos que tener paciencia con él. No olvidemos que estamos ante el guionista de LA CABAÑA EN EL BOSQUE y la mismísima TOY STORY, así que podemos fiarnos de él. Donde otros creadores audiovisuales suelen empezar por todo lo alto, con grandes fuegos artificiales desde el primer capítulo para atraer a los fans, él trabaja de un modo totalmente distinto. Sus series suelen tener una primera temporada que podríamos denominar floja y mejoran exponencialmente en la segunda. La primera temporada de una serie made in WHEDON no suele ser un reclamo publicitario, sino una carta de presentación de los personajes, para que lleguemos a conocerlos y a hacernos verdaderos amigos suyos antes de meterlos en tramas apasionantes. Sucedió con su obra magna, BUFFY CAZAVAMPIROS, con una primera temporada anecdótica, flojucha pero simpática, que dio un gran salto cualitativo en la segunda y la elevó a la categoría con la que es recordada hoy en día. Sucedió con su spin-off, ANGEL, que tuvo más o menos el mismo problema: empezó siendo floja y mejoró tanto a partir de su segunda temporada que incluso la revista SFX le otorgó el premio a serie más mejorada en 2003, entre una larga lista de otros premios y nominaciones. No sucedió así con FIREFLY, su obra de culto, que no tuvo tiempo de desarrollarse cuando la cancelaron a mitad de la primera temporada, pero culminó en una película gloriosa, SERENITY. Algo similar ha sucedido con AGENTES DE SHIELD, una serie emitida en nuestro país por FOX, y que empezó con modestia para mejora de forma astronómica.

 

Dadle tiempo y veréis...
Dadle tiempo y veréis…

 

Recordemos que JOSS WHEDON, a diferencia de algunos compañeros de profesión, no suele escribir todos los capítulos de sus series, sino que suele centrarse más en orquestarlo todo desde detrás: él escribe el primer y último capítulos de cada temporada y algunos especiales puntuales (ah, el mítico musical de BUFFY… ah, el capítulo de ANGEL convertido en peluche…), pero lo que de verdad le da su sello a sus series es que él está detrás controlando cada guion, cada historia, cada cosa que pasa, construyendo sus personajes, sus tramas de fondo y sus estructuras, para que nada sobre ni falte. Dicho esto, AGENTES DE SHIELD comenzó de una manera poco atractiva, como una serie procedimental más, con capítulos autoconclusivos en que un grupo de tipos curiosos investigaban un caso, lo resolvían y volvían a la semana siguiente después de un merecido descanso. No había una trama horizontal de fondo que pudiera enganchar a los espectadores y hacerles decir “Guau, ¿qué pasará la semana que viene? ¡No puedo esperar a verlo!” O, al menos, no parecía haberla, pero todo buen Whedonita sabía que llegaría tarde o temprano y lo esperaba con paciencia. En principio, la serie parecía otro CSI, otro MENTES CRIMINALES, otro COLOMBO, otra serie simpática pero rápidamente olvidable, para ver un domingo por la tarde en que no dan nada en la tele. Si te perdías un capítulo, no pasaba nada. Sólo te gustaba si eras un verdadero Marvel Zombie, dispuesto a tragarte cualquier producto de la compañía a la espera de encontrar cualquier pequeño guiño a los lectores fieles de los cómics.

 

Cómo conocí a vuestra directora de SHIELD.
Cómo conocí a vuestra directora de SHIELD.

 

Sucedió entonces que el mismísimo Gran Hombre de Marvel, STAN LEE en persona, se vio decepcionado por un producto en el que había puesto muchas esperanzas y le auguró un futuro más bien breve. Decidió llamar la atención muy seriamente a WHEDON y al resto de su equipo. O lo arregláis a la de ya, o no veréis una segunda temporada. Las llamadas de atención de la productora suelen surtir un fuerte efecto, más si ponen en peligro tu sueldo, más aún si vienen de la boca de una leyenda viviente. A mediados de la primera temporada, se dio un brusco salto en la calidad de la serie (más detalles al respecto en el artículo “ANÁLISIS DEL FINAL DE LA PRIMERA TEMPORADA DE AGENTES DE S.H.I.E.L.D.”) y comenzó a aparecer la trama horizontal (¡Hail Hydra!) que conectaría no solamente los distintos capítulos de ésta sino todo el universo cinemático Marvel actual. “Todo está conectado”, nos repiten constantemente los anuncios de Marvel. Y es cierto: no se puede entender en profundidad CAPITÁN AMÉRICA 2: EL SOLDADO DE INVIERNO sin haber visto la primera temporada de AGENTES DE SHIELD y viceversa. Es más que probable que, si no vemos la segunda temporada, no nos enteremos de qué demonios pasa en la segunda entrega de GUARDIANES DE LA GALAXIA. Con esta conexión, una serie que empezó como una procedimental más se ha convertido en el centro neurálgico del universo cinemático de la compañía, el telón de fondo en el que se cuece todo lo que sucede en este cosmos ficcional. Y, además, Coulson mola tanto…

 

"¡Maldita sea, soy de letras!"
“¡Maldita sea, soy de letras!”

 

El final de la primera temporada fue espectacular, pero la segunda ya ha empezado por todo lo alto. Esta vez nos dejamos de rodeos y preámbulos, saltamos adelante en el tiempo y tenemos desde el minuto uno multitud de tramas horizontales abiertas, algunas nuevas y otras provenientes de los cliffhangers del final de la temporada anterior, dispuestas a captar la atención del espectador y engancharlo a su asiento, esperando cada semana a que llegue el martes por la noche. El obelisco: ¿De dónde ha salido, qué es, qué daños puede causar? El padre de Skye: ¿Es un alienígena, es bueno o malo, va a ser el gran villano de la serie? Ward: ¿Se arrepiente de lo que ha hecho y busca redención, o sólo está intentando engañar a Skye para volver con Hydra? La misteriosa escritura de Coulson: ¿Tiene que ver con Thanos, con el obelisco, con el teseracto…? Simmons infiltrada en Hydra: ¿La pillarán? Coulson como el nuevo Nick Furia: ¿Dará la talla? Fitz y Simmons: ¿Acabarán juntos, morirá alguno de los dos antes de que pase algo entre ellos? No sólo las tramas han cambiado y todo el ambiente es mucho más trepidante y misterioso, también los personajes han evolucionado.

 

El fuego camina conmigo.
El fuego camina conmigo.

 

Coulson, nuestro entrañable pero heroico Coulson, reconvertido en un duro líder militar, capaz de llegar a rincones oscuros que no sabíamos que tenía con tal de hacer el trabajo que debe hacerse, pero sin perder nunca ese carisma y esa gracia que nos hace quererlo tanto. Skye, el personaje menos interesante de la primera temporada, mejorando como agente de campo y dejando atrás sus niñerías que la hacían tan insoportable, cambiada radicalmente después de la traición de Ward. Fitz, afectado seriamente por el intento de asesinato, con problemas mentales graves, esquizofrenia paranoide y dificultades cognitivas, lo cual es mucho más duro en un genio científico como él. Simmons, la dulce y adorable doctora que no mataría una mosca, infiltrada entre las filas de Hydra, conviviendo con terroristas asesinos. Y qué decir de Ward: el anodino y prescindible Ward se convirtió en el malote y siniestro Ward, que da incluso más miedo entre rejas que cuando campaba a sus anchas, como una suerte de Hannibal Lecter guaperas esperando a que dejen de gritar los corderos de su Skye. Y, como sabemos que hay que renovarse o morir, WHEDON se niega a ceñirse a los personajes de la primera temporada y aguantar sólo con ellos hasta el final, fallo del que pecan muchas series actuales. Las nuevas incorporaciones de la serie refrescan el ambiente y la hacen crecer, desde el interesantísimo y, con perdón por la expresión, capullo de Hunter, pasando por el agente Tripplet(¡Deja de tontear con Simmons, maldito!) y culminando en la espectacular y arrebatadora Bobbi Morse, que en un solo capítulo (de momento) ya ha conseguido cautivar corazones, no sólo entre los personajes sino también entre los espectadores. Y seguro que KYLE MACLACHLAN (el agente Cooper de TWIN PEAKS) dará mucho de que hablar.

 

vlcsnap-2014-10-26-16h53m59s139
Hola, ¿Poses Chulescas S.L.? Sí sí, aquí es.

 

Y ésta es otra, la acertadísima inclusión de Bobbi Morse en el elenco de la serie. Algo que descolocaba a cualquier fanboy de Marvel era que una serie sobre la mayor agencia de lucha contra el mal estuviera protagonizada por personajes totalmente nuevos, no extraídos de ningún cómic. Si vas a hacer una serie protagonizada por gente que trabaje en SHIELD, cualquier lector acérrimo espera que sus personajes habituales sean Nick Furia, Maria Hill, Daisy Johnson, Clay Quartermain, Dum Dum Dugan o incluso Iron Man. Pero en esta serie apostaron por creaciones totalmente nuevas para sorprendernos. En la primera temporada tuvimos alguna que otra aparición estelar de Furia y Hill (SAMUEL L. JACKSON y COBIE SMULDERS estuvieron espectaculares), una genial aparición de Lady Sif (gran personaje de las películas y los cómics de THOR) e incluso algún olvidado villano de tercera como Materia Oscura. Lo más destacable fue la aparición en los últimos episodios del personaje de Victoria Hand, clavadita a cómo la dibujaban en los cómics cuando era la mano derecha del Duende Verde. Pero en esta nueva temporada arrancamos con uno de los pesos pesados de Marvel como villano: Crusher Creel, el Hombre Absorbente (interpretado con acierto por BRIAN PATRICK WADE… no es el JASON STATHAM que todo fan esperaba, pero da el pego), mítico enemigo de Hulka en particular y de los Vengadores en general. Y más importante que eso, incorporamos al grupo protagonista a otro legendario personaje de cómic: Bobbi Morse, alias Pájaro Burlón, superheroína que en los tebeos era la exmujer de Ojo de Halcón, algo psicótica pero adorable y una superespía de narices. La interpreta ADRIANNE PALECKI, que ya protagonizó el piloto de la fallida WONDER WOMAN del 2011. Incluir entre los protagonistas a uno de los pesos pesados de los Vengadores ha sido un gran acierto de cara a atraer a los lectores a ver la serie, más teniendo en cuenta que es un personaje del entorno de la agencia, lo cual crea una sensación de familiaridad y hace lógico que esté ahí.

 

Un interesante personaje que, para empezar, te puede moler a bastonazos.
Un interesante personaje que, para empezar, te puede moler a bastonazos.

 

¿Qué podemos esperar de esta segunda temporada, con apenas 5 capítulos estrenados? Que siga creciendo sin parar y no deje de sorprendernos a cada paso. Que suframos por Fitz y Simmons (si no se os hizo un nudo en la garganta con la escena del reencuentro, no tenéis corazón), que Bobbi nos fascine y nos enamore, que el padre de Skye nos aterre tanto o más que Ward, que los giros en las tramas nos dejen con la boca abierta. Que cada vez que cortemos una cabeza, dos más ocupen su lugar. Tenemos AGENTES DE SHIELD para rato, y si no… Hail Hydra, jóvenes creyentes.